Medidas de Protección al Trabajador por Emergencia Sanitaria.

Desde el 11 de marzo, el Director de la OMS (Organización Mundial de la Salud), Tedros Adhanom manifestó que el COVID-19 es una pandemia.

«Pandemia» no es un término que deba utilizarse a la ligera, pues cataloga a una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región, como la amenaza que representa este virus.

Catalogar el COVID-19 como pandemia no cambia lo que la OMS está haciendo, ni tampoco lo que los países deben hacer, lo cierto es que nunca habíamos visto una pandemia generada por un coronavirus, pero tampoco nunca habíamos visto una pandemia que pudiera ser controlada.

La responsabilidad profesional nos obliga a replicar lo que la OMS hace una semana dijo: “En estos momentos hay más de 118 000 casos en 114 países, y 4291 personas han perdido la vida. Miles de personas más están luchando por sus vidas en los hospitales. En los días y semanas por venir esperamos que el número de casos, el número de víctimas mortales y el número de países afectados aumenten aún más.”

Conforme al Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins visible en el siguiente enlace:  https://gisanddata.maps.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6; al día de hoy 19 de marzo existen 227,743 Infectados; 9,318 decesos y 84,557 personas recuperadas.

Paralelamente a la emergencia de salud, también nos toca enfrentar una crisis económica que impactará necesariamente a los más vulnerables, como lo son las personas que vivimos de nuestra fuente de empleo, de ahí la necesidad de aclarar ciertos aspectos de las relaciones laborales.

La Ley Federal del Trabajo ordena:

 En los casos en que las autoridades competentes emitan una declaratoria de contingencia sanitaria, conforme a las disposiciones aplicables, que implique la suspensión de las labores, se estará a lo dispuesto por el artículo 429, fracción IV de esta Ley.

Artículo 42 Bis

En el tema del COVID-19, al día de hoy, no tenemos información de que el gobierno mexicano federal, haya decretado una contingencia sanitaria.

Si lo que hoy vivimos es una contingencia sanitaria, como consideramos que lo es en los hechos, aunque aún el gobierno no haya hecho una declaratoria; en materia laboral lo que se suspende solo los efectos de la relación de trabajo, es decir, la obligación del trabajador de prestar el servicio convenido y del patrón de pagar el salario correspondiente, pero NO el CONTRATO DE TRABAJO, ya que éste mantiene su vigencia, es decir que la emergencia sanitaria no es una causal para despedir trabajadores.

Sin embargo, lo anterior, no quiere decir que porque estén suspendidas las relaciones de trabajo no haya obligación directa de recibir un pago por la parte más indefensa que son los trabajadores.

En este caso, aplica Ley Federal del Trabajo que señala:

Son causas de suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento:

VII. La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de contingencia sanitaria.

Articulo 427

El anterior artículo se debe complementar con el que dice;

En los casos señalados en el artículo 427, se observarán las normas siguientes:

IV. Si se trata de la fracción VII, el patrón no requerirá aprobación o autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje y estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes.

Articulo 429

Por lo que esperamos que de forma inmediata el Consejo de Salubridad General hagan la declaratoria correspondiente para quitar de la incertidumbre a millones de personas que han tenido que suspender sus actividades laborales por la emergencia sanitaria que hoy vivimos.

El Consejo de Salubridad General es un órgano colegiado que depende directamente del Presidente de la República y tiene el carácter de autoridad sanitaria, con funciones normativas, consultivas y ejecutivas. Las disposiciones que emite son de carácter general y obligatorias en el país.

La Organización y funcionamiento del Consejo de Salubridad General, se rige por su Reglamento Interior como lo establece el artículo 16 de la Ley General de Salud.

Sus integrantes se encuentran contemplados en los artículos 15 de la Ley General de Salud y 3, 4 y 5 del Reglamento Interior del Consejo de Salubridad General.

Las funciones de dicho Órgano Colegiado se localizan en los artículos 17 de la Ley General de Salud y 9 del Reglamento Interior del Consejo de Salubridad General.

marzo 19, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.